Cirugía de Orejas y Cola

por Gunther Portenschlag (12.08.2004)
La cirugía de Orejas y el corte de Colas es un tema controvertido que afecta a muchas razas caninas entre las que se encuentran los Schnauzer.

Hace ya varios años que criadores de países del norte de Europa han renunciado a las cirugías estéticas en perros y esta decisión fue adoptada por el Pinscher-Schnauzer-Klub 1895 e.V. que rige los Standard de Raza de FCI de los Schnauzer y Pinscher.

El 06.04.2000 entró en vigencia la última versión de los Standard de las razas Schnauzer de Federación Cinológica Internacional declarando claramente su adhesión a la prohibición de corte de orejas y cola.

Nos encontramos con extremos que van desde la prohibición por ley de estas cirugías en algunos países de Europa hasta la prohibición de tenencia, importación y tránsito de animales con cirugías de orejas y/o cola.
Federación Cinológica Argentina ha callado hasta ahora y esto nos permite suponer que nos deja la libertad de decidir.

La tendencia en USA y, por reflejo, en América Latina es Corte de orejas o, por lo menos, Cola. Si bien ya se ha tratado el tema de prohibición de cirugías en el parlamento de California, creo que aún está muy distante una decisión al respecto.

Esto fue un poco de historia e introducción en el tema, lo que me mueve a escribir sobre esto es nuestra decisión de no cortar orejas ni cola sin ningún fanatismo, respetando las ideas distintas.

Criamos Schnauzer porque amamos estas razas y analizamos toda información que nos permita aprender y mejorar la calidad de vida de nuestros “bebés”. No pudimos pasar por alto lo sucedido en relación a las cirugías, comenzamos con orejas naturales y ya seguimos dejando colas largas.

Todos estos años de cría hemos acompañado a nuestros Schnauzer en sus alegrías y penas, tocándome a mi estar junto a ellos en todos los momentos de dolor y sufrimiento. No es verdad que el corte de una cola no duele y una cirugía de orejas tampoco es un placer, he presenciado todas las intervenciones de los últimos años y, por suerte, no me he vuelto insensible, sufro horrores.

No tenemos ninguna excusa para someterlos a este trato y un Schnauzer con orejas y cola naturales no es menos bello.

Soy conciente de que esto es “nadar contra la corriente” y que nos traerá desventajas competitivas pero estoy seguro que nuestros Schnauzer sabrán apreciar este acto de amor y que muchos amantes de los Schnauzer nos acompañarán mostrando con orgullo sus “Schnauzer naturales”.